Nuevos hábitos del consumidor postpandemia

consumidor postpandemia

El confinamiento forzoso por la crisis sanitaria afecta, de una manera u otra, a todos los sectores de la economía. Aquellos que dependen de la libre circulación de personas, como el turismo o grandes eventos (congresos, conciertos…), se enfrentan a un futuro incierto a corto y medio plazo, mientras que otros deben lidiar con el cambio de prioridades del consumidor postpandemia, como el sector del automóvil o el inmobiliario.

Hay muchas incertidumbres, pero lo que sí es cierto es que el consumidor postpandemia está desarrollando nuevos hábitos de consumo y patrones de comportamiento que empiezan a ser visibles. Esto configura un nuevo escenario de consumo después del coronavirus en el que los consumidores saldrán menos de casa y serán más conscientes de lo que compran. La alimentación y la hostelería son los dos sectores clave para entender estas nuevas rutinas de los consumidores, al ser donde se están haciendo visibles por primera vez.

Subscríbete a nuestra Newsletter

El consumidor postpandemia debe hacer frente a la necesidad de mantener hábitos seguros mientras no se controle el coronavirus, lo que provoca efectos inmediatos en su comportamiento. Para ello, reduce la frecuencia de compra como muestra el estudio de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores AECOC, que destaca que hasta un 50% de los usuarios hace su compra de gran consumo una vez a la semana. Además, prioriza las tiendas más cercanas a su domicilio, concentra sus compras en un solo establecimiento y trata de pasar el menor tiempo posible comprando.

Otra tendencia que se está observando es el aumento del uso de la tarjeta de crédito para realizar los pagos, eliminando así el dinero en efectivo de la ecuación de compra. Tanto es así, que los pagos con tarjeta ya superan a los pagos en efectivo, según la consultora Nielsen. Y es que el consumidor post-pandemia es más consciente de qué compra y cómo lo compra: planifica más su consumo, es más sensible a los precios y da una gran importancia a la seguridad e higiene de los establecimientos que visita.

El consumidor postpandemia será mayoritariamente digital

El auge del comercio electrónico es posiblemente, el efecto más acusado en los hábitos del consumidor postpandemia. El distanciamiento social y el miedo al contagio ha hecho que muchos superen sus temores sobre la compra online. Así, el porcentaje de consumidores dispuestos a comprar por internet ha pasado de un 30% al inicio del confinamiento a un 53% el pasado mes de mayo, tal y como indica un estudio de EAE Business School. Esto beneficia directamente a las empresas que potencien el canal online para sus ventas, y también a distribuidores y empresas de transporte.

Asimismo, los pedidos de comida a domicilio crecen gracias al confinamiento, según indican desde el sector, y se han convertido una tabla de salvación para el sector de la hostelería y restauración. Muchos restaurantes y bares han podido mantener su actividad y generar ingresos durante la etapa más dura del confinamiento, por lo que el delivery se convierte en un pilar de la reapertura del sector.

Existen motivos para tener esperanzas en el futuro, a pesar de las incertidumbres económicas y sanitarias que todavía existen. El consumidor postpandemia ha cambiado sus hábitos pero todo apunta a que tiene ganas de volver a consumir. Las empresas deben trabajar para adecuarse a los nuevos patrones de compra si quieren prosperar después del coronavirus, y recae en el Gobierno promover las medidas legales necesarias para ayudarles en este cometido, reactivar la economía sin entorpecer la iniciativa privada y apuntalar la recuperación del consumo.

For Free Choice aims to promote scientific information and method in public discourse. For Free Choice also defends consumers’ choice rights against the smear and demonizing campaigns which aim to confuse them and benefit specific interests.