El aceite de palma no es dañino: un nuevo estudio lo confirma

aceite de palma

En los últimos años, los ataques injustificados al aceite de palma han dominado el panorama nacional e internacional, provocando la reformulación de algunos productos alimenticios. Una de las principales críticas se refiere a la refinación del aceite crudo de palma, un proceso que podría conducir a la formación de ciertos contaminantes. Sin embargo, un nuevo estudio confirma que la posible formación de estos contaminantes como resultado de la refinación no representa un riesgo para los consumidores.

En los últimos años, los ataques injustificados al aceite de palma han dominado el panorama nacional e internacional, provocando la reformulación de algunos productos alimenticios. Una de las principales críticas se refiere a la refinación del aceite crudo de palma, proceso que vuelve el producto utilizable tanto para la alimentación como para otros fines. El refinado industrial de los aceites crudos se utiliza para la producción de la gran mayoría de los aceites vegetales.

Subscríbete a nuestra Newsletter

Este proceso puede conducir a la formación de contaminantes tales como 3-MCPD, 2-MCPD y ésteres de glicidol. Cuando la elaboración se realiza a altas temperaturas (>200°), la probabilidad de que se formen contaminantes es muy alta (tanto en el aceite de palma como en las demás grasas vegetales). Esto implica que la salud y la seguridad de los productos dependen del tipo y de la cantidad de contaminantes del proceso que se forman durante el refinado.

El grupo de Química de los Alimentos, coordinado por el Profesor Alberto Ritieni, que trabaja en el Departamento de Farmacia de la Universidad de Nápoles “Federico II”, publicado en la revista internacional “Food Additives & Contaminants: Part A”, artículo titulado “Direct determination of 3-chloropropanol esters in edible vegetable oils using high resolution mass spectrometry (HRMS-Orbitrap)” en español: “Determinación directa de ésteres de 3-cloropropanol en aceites vegetales comestibles mediante espectrometría de masas de alta resolución (HRMS-Orbitrap) “.

En el estudio se analizaron una serie de aceites comestibles refinados, compuestos por semillas mixtas, cacahuetes, maíz, girasol y palmas en su contenido de ésteres de 3-MCPD. Del análisis de estas muestras comerciales, los niveles de concentración de los diésteres de 3-MCPD se encuentran entre 0,106 y 3,444 μg g-1, mientras que para los monoésteres totales se encuentran entre 0,005 y 1,606 μg g-1. La conclusión es que los datos tomados sobre muestras comerciales confirman que para los consumidores italianos de aceites vegetales, estos contaminantes no alcanzan concentraciones que impliquen algún peligro para la salud.

Leer el comunicado de la Universidad de Nápoles.

Descargar el estudio.

For Free Choice aims to promote scientific information and method in public discourse. For Free Choice also defends consumers’ choice rights against the smear and demonizing campaigns which aim to confuse them and benefit specific interests.