Trapa celebra sus 50 años promoviendo la deforestación

La empresa palentina Chocolates Trapa, que creó el primer bombón en España hace 50 años, ha decidido celebrar este aniversario apadrinando orangutanes en Borneo, argumentando  que se debe a su compromiso con el medio ambiente y a la retirada del aceite de palma de sus elaboraciones para frenar la deforestación.

Una vez más, se trata de utilizar el marketing y el miedo frente a la evidencia científica y la sostenibilidad. El hecho de retirar el aceite de palma de sus productos lo que realmente ocasiona es una mayor deforestación, ya que Trapa presume de utilizar el aceite de girasol como sustitutivo al de palma. Sin embargo, la palma es el cultivo con mayor rendimiento por hectárea. Según datos de la organización ecologista WWF, 3,8 toneladas frente a aceites como el de girasol, que solo produce 0,7 toneladas.

Subscríbete a nuestra Newsletter

Además, las evidencias científicas muestran que, a día de hoy, el aceite de palma es un aceite vegetal que procura el aporte energético y los nutrientes que deben de estar presentes en una dieta equilibrada y saludable. Su utilización en productos procesados conlleva un menor uso de aditivos y conservantes, y la no utilización de grasas trans.

Trapa ha preferido seguir colaborando a la desinformación con esta nueva campaña. Y decimos seguir colaborando porque ya fue apercibida por la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol). Este organismo de autorregulación de la industria publicitaria declaró hace unos meses que Trapa utilizó datos de manera parcial y sesgada, omitiendo información y socavando la reputación de la cadena de suministro del aceite de palma.

Una cadena de suministro que lleva años haciendo grandes esfuerzos para ser cada día más sostenible. Ninguna otra cadena de suministro de aceites vegetales ha alcanzado en los últimos años los niveles de certificación y compromiso con la sostenibilidad. Prueba de ello es la Declaración de Ámsterdam, que supone un compromiso para alcanzar en 2020 una cadena de suministro del aceite de palma totalmente sostenible en Europa. Los gobiernos de Dinamarca, Francia, Noruega, Alemania, Países Bajos, Italia y Reino Unido ya se han adherido a esta declaración, lo que implica dar un paso al frente para combatir campañas como la de Trapa, que están basadas en noticias falsas.

Si Trapa está realmente comprometida con el medio ambiente le recomendamos apostar por el aceite de palma sostenible, que ya alcanza el 70% del utilizado en Europa. La cadena de suministro del aceite de palma ha contribuido al bienestar de millones de personas, a reducir los niveles de desigualdad y de pobreza así como a garantizar el desarrollo y la educación. Una cadena de suministro que esté bien planificada y gestionada puede proporcionar mejores ingresos y empleo, fomentando la inversión en servicios innovadores e infraestructuras al tiempo que se elabora un ingrediente de gran calidad.

For Free Choice aims to promote scientific information and method in public discourse. For Free Choice also defends consumers’ choice rights against the smear and demonizing campaigns which aim to confuse them and benefit specific interests.