Impacto de la pandemia en la industria alimentaria española

El final de 2020 está permitiendo poner en perspectiva el trágico impacto de la pandemia sobre la industria alimentaria y la hostelería. Así, empiezan a surgir estudios más detallados sobre lo ocurrido en los meses de confinamiento y paralización de la economía, mostrando que la crisis está aflorando a la superficie.

Así lo señala el estudio «Impacto de la crisis del COVID-19 en la industria de alimentación y bebidas española», realizado por la patronal del sector FIAB y el Instituto de Estudios Económicos. Este informe destaca que la industria perderá 4.300 millones de euros de ingresos con respecto a 2019, por el importante descenso de la producción durante 2020.

Subscríbete a nuestra Newsletter

En este sentido, el informe detalla una disminución del volumen de negocio en torno al 3% en la rama de alimentación, y una caída más acusada del 19% en el subsector de bebidas. A pesar de las medidas de ajuste adoptadas, la industria alimentaria ha sufrido un deterioro significativo de la rentabilidad, que se traduce en el cierre de 1.800 empresas en lo que va de año.

No obstante, hay que subrayar la diferente evolución en las empresas del sector dependiendo de su canal de ventas preferente. Aquellas orientadas al canal de la distribución alimentaria han experimentado un importante aumento de la demanda, de entre un 10-15%, lo que supondrá un crecimiento de ingresos de unos 7.000 millones.

Sin embargo, las empresas focalizadas en el canal de hostelería, de siempre un canal fundamental para la industria alimentaria, han sufrido un desplome de la demanda. El informe calcula que para el conjunto de 2020 las ventas de alimentación y bebidas al canal HORECA disminuirán entre un 50% y un 60%, lo que supondrá unas pérdidas de unos 11.700 millones de euros.

Solo la evolución positiva del saldo exterior, con un superávit próximo a los 11.600 millones de euros, ha permitido paliar estas caídas. Gracias ello, la producción de alimentación y bebidas disminuirá en 2020 en torno al 3,5%, bastante menos que el descenso del valor del mercado (-5,7%).

Frente a estas cifras, es imprescindible recuperar la confianza en la economía española, y para ello hay que evitar anuncios y medidas regulatorias que puedan producir un deterioro de las expectativas económicas o la contracción de la actividad productiva y el empleo en la industria alimentaria y los sectores con los que está estrechamente interrelacionada, como la hostelería.

Asimismo, es necesario adoptar políticas decididas para potenciar la competitividad de la industria alimentaria, dando prioridad a aquellas enfocadas en recuperar la pérdida de ingresos para familias y empresas. Gravar con nuevos impuestos las actividades privadas no dará soluciones a estos colectivos y lastrará la recuperación económica. Se trata de eliminar obstáculos, no de colocarlos.

For Free Choice aims to promote scientific information and method in public discourse. For Free Choice also defends consumers’ choice rights against the smear and demonizing campaigns which aim to confuse them and benefit specific interests.