Consumo: El efecto del populismo

consumo-populismo-paganini for free choice Ilustración/ Robin Weiner

El efecto del populismo en el nivel de consumo

El auge del populismo en Europa y  lleva siendo tema de portada en los principales diarios internacionales desde hace más de cuatro años. Muchas son las causas que se han alegado para el rápido auge de dicho populismo, tanto de carácter económico como cultural, entre ellas el sentimiento de identidad, la desigualdad económica, o la decreciente movilidad social. Algunos de estos motivos, alegan los expertos, han llevado a capas de la población cada vez mayores a revelarse contra el estatus quo y radicalizar su mensaje político, en aras de destruir el sistema económico y social existente.

Subscríbete a nuestra Newsletter

Resulta meridianamente claro que los efectos devastadores de la crisis económica global del año 2008 y la crisis del euro del año 2012 contribuyeron a reducir el nivel de renta disponible de muchos ciudadanos en Europa y, aunque esto logre explicar parte de la tendencia creciente de los movimientos populistas en Europa, queda por resolver la incógnita relacionada a las razones por las que este crecimiento de los partidos autodenominados “antisistema” se ha producido en países con una elevada renta per cápita, como es el caso de Estados Unidos o Francia. Pues bien, puede haber una causa principal para ello, que se trata de la volatilidad y disparidad de los niveles de consumo.

Recientemente, dos reputados economistas de la Universidad de Chicago, Pietro Veronesi y Lubos Pastor, analizaron el efecto de la variación de los niveles de consumo entre las distintas capas de la población a lo largo del tiempo en relación con el auge del populismo “anti-mercado” >>>. Tal y como analiza esta pareja de economistas, al componerse la riqueza de las clases altas proporcionalmente más de activos inmobiliarios y activos financieros que la riqueza de los deciles más bajos de la distribución de la renta; compuesta sobre todo por dinero en efectivo y depósitos, el efecto de una recesión económica suele tener un mayor impacto proporcional sobre las clases medias y medias-bajas, debido a que el nivel de volatilidad de su renta es mucho mayor. En otras palabras, en una recesión económica, aunque todo el mundo salga perdiendo, aquellos en la parte más alta de la distribución de la renta, aún viendo mermados sus ingresos, son capaces de mantener un buen nivel de consumo, al seguir percibiendo renta de activos inmobiliarios y financieros. Mientras tanto, las personas situadas en los estratos medios y medios-bajos de la distribución de la renta, ven sus ingresos (casi exclusivamente provenientes de las rentas salariales) mermados en mayor porcentaje, lo que causa una grave y pronunciada reducción de sus niveles de consumo (acelerando aún más la espiral negativa del crecimiento).

El envejecimiento poblacional amenaza al consumo >>>

En este entorno es precisamente cuando entran en juego los partidos populistas, prometiendo alcanzar imposibles a través de medidas completamente heterodoxas e inviables. Por ello, el discurso económico de los partidos populistas (siguiendo el análisis de los autores previamente mencionados) se centra en recuperar los niveles de vida anteriores al periodo recesivo, empleando a algún tipo de agente económico externo como chivo expiatorio- al que culpar de todos los males- generando así un mensaje “anti-establishment” fácil de hacer calar entre los votantes. El efecto de la desigualdad de niveles de consumo respecto a periodos anteriores sobre el voto a partidos populistas, tal y como indica el modelo de Veronesi y Pastor, es mucho mayor en los países “ricos” como puede ser el caso de Estados Unidos, Francia o Italia.

En conclusión, de dicho estudio podemos extraer que, aun siendo los factores culturales un motor del populismo, no podemos olvidar que mantener un nivel de consumo estable y creciente en todas las capas de la población es un factor esencial para mantener alejados a los partidos populistas del arco parlamentario.

 

El efecto del populismo en el nivel de consumo – Ilustración: Robin Weiner

For Free Choice aims to promote scientific information and method in public discourse. For Free Choice also defends consumers’ choice rights against the smear and demonizing campaigns which aim to confuse them and benefit specific interests.