“De la granja a la mesa”, la estrategia de la UE para la sostenibilidad de la cadena alimentaria

"De la Granja a la Mesa", la nueva estrategia de la Unión Europea para la sostenibilidad de la cadena alimentaria

Uno de los principales retos de este siglo es aumentar la sostenibilidad de la cadena alimentaria para restablecer el equilibrio entre la actividad humana y la naturaleza. Para ello, la Unión Europea ha presentado la estrategia «De la granja a la mesa» que analiza los desafíos que supone un sistema alimentario sostenible y subraya los vínculos entre personas sanas, sociedades sanas y un planeta sano. Esta estrategia se inscribe dentro del Pacto Verde Europeo, que traza una hoja de ruta para una economía sostenible en Europa, y forma parte de la agenda de la UE para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

La pandemia del COVID-19 ha puesto de relieve la importancia de una cadena alimentaria sólida. Con la estrategia «De la granja a la mesa», la Comisión Europea apuesta por la sostenibilidad para construir un sistema alimentario más justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente, que funcione en todas las circunstancias y sea capaz de garantizar a los ciudadanos el acceso a un suministro suficiente de alimentos a precios asequibles.

Subscríbete a nuestra Newsletter

Esta estrategia reconoce que los europeos exigen cada vez más de los alimentos que consumen, generando nuevas oportunidades para agricultores, pescadores y acuicultores, así como para las empresas transformadoras de alimentos y los servicios alimentarios. La transición a la sostenibilidad permite así a todos los agentes de la cadena alimentaria responder a estas demandas de los consumidores.

Los objetivos de la estrategia de la UE son reducir la huella medioambiental y climática del sistema alimentario europeo y reforzar su resiliencia, garantizando la seguridad alimentaria frente al cambio climático, la pérdida de biodiversidad y liderando una transición global hacia la sostenibilidad competitiva. Para ello, busca que la cadena alimentaria en su conjunto tenga un impacto medioambiental neutro o positivo y cumpla con todos los requerimientos de inocuidad, calidad, fitosanitarios, así como de salud y bienestar animal.

Con el fin de lograr estos objetivos, «De la granja a la mesa» cuenta con un ambicioso plan de acción en el que se incluyen varias medidas de calado para el periodo 2020-2023. Entre las acciones previstas, destaca el desarrollo de un plan de contingencia para asegurar el suministro de alimentos y la seguridad alimentaria, proponer un marco legislativo para sistemas alimentarios sostenibles, estimular prácticas sostenibles de transformación de alimentos en comercio mayorista y minorista, hostelería y servicios alimentarios, promover el consumo responsable de alimentos y la transición a dietas saludables y sostenibles, reducir el desperdicio de comida y garantizar la sostenibilidad en la producción de alimentos.

Todo este plan de acción va a impactar en materias relevantes para la industria alimentaria, como son el etiquetado y la presentación y publicidad de un número cada vez mayor de alimentos que contienen declaraciones nutricionales y de propiedades saludables. Esto fue materia de debate en un webinar que contó con la participación del experto en nutrición Giorgio Donegani y la abogada Aude Mahy, especializada en legislación alimentaria:

La transición hacia sistemas alimentarios sostenibles necesita un esfuerzo conjunto de autoridades públicas, sector privado, organizaciones no gubernamentales, interlocutores sociales, mundo académico y ciudadanos. Con el empuje de todos ellos, y sumando otros elementos del Plan Verde como el Plan de Acción para la Economía Circular, la apuesta por la sostenibilidad en el sistema alimentario permitirá conciliar las necesidades del planeta con las necesidades de alimento de los ciudadanos europeos.

For Free Choice aims to promote scientific information and method in public discourse. For Free Choice also defends consumers’ choice rights against the smear and demonizing campaigns which aim to confuse them and benefit specific interests.