Cambios Estructurales Que Demanda la Economía Global

Últimamente se oye en los medios comentar con mucha frecuencia acerca de asuntos relacionados de manera directa con la economía global como son la digitalización, la desigualdad o el cambio climático. Todo ello ha generado un cambio de políticas económicas en multitud de países, que, tras años de crecimiento estable, se preparan para afrontar un cambio de ciclo y una importante ralentización de la economía. La OCDE publicó recientemente sus previsiones económicas para los años siguientes, coincidiendo de manera llamativa con las del Fondo Monetario Internacional, al resaltar cuatro aspectos de enorme relevancia. Estos cuatro factores son: el estancamiento de la productividad, el envejecimiento población y las tendencias demográficas regresivas, las decrecientes tasas de beneficio y el menor retorno a la innovación, y por último, un incremento notable de la desigualdad, que puede generar grandes ineficiencias económicas y llevar a una mayor polarización sociopolítica. Todos estos factores; según indica la OCDE, conducirán a un extenso periodo de estancamiento secular, término popularizado por el economista Larry Summers, para definir un periodo de bajo crecimiento, baja inflación y elevado desempleo.


Fuente: OECD

Subscríbete a nuestra Newsletter

En primer lugar, cuando se habla de estancamiento de la productividad, se hace referencia a como la concentración de la producción en muchos mercados ha pasado a concentrarse en manos de un número reducido de empresas, difuminando los incentivos generados por la competencia, lastrando la innovación, y perjudicando al consumidor. Por ello, en tiempos de aparición de multitud de nuevas tecnologías, es necesario potenciar la competitividad para garantizar un incremento de la productividad en el medio plazo, resultando en beneficio de todos.

En segundo lugar, nos topamos con el envejecimiento poblacional y los consecuentes problemas demográficos derivados del mismo. Debemos tener en cuenta que las poblaciones con una mayor tasa de dependencia son también aquellas que registran proporcionalmente un mayor gasto en atención, cuidados y dependencia. Esto hace asimismo que se contraiga el volumen de inversión y consumo en otras áreas más dinámicas de la economía, como el previamente mencionado sector tecnológico.

Otro factor de enorme relevancia es la decreciente tasa de retorno a la inversión en I+D, que a su vez ha causado que muchos países (incluyendo sector público y privado) haya reducido el volumen de inversión agregada en innovación a causa de los menores beneficios obtenidos. Por ello, a lo largo de los últimos años, el efecto multiplicador de la inversión en I+D se ha visto fuertemente lastrado. Para lograr un sistema económico más dinámico se debe potenciar una mayor flexibilidad de los mercados, tanto laboral, de capitales, exteriores, etc…, en aras de lograr un mayor volumen de inversión financiera directa destinada a innovación y desarrollo del sistema productivo.

Estas reformas a su vez, ayudarían a recuperar gran parte de la clase media, que contrajo su representatividad durante la crisis, a causa principalmente de fuertes caídas del poder adquisitivo y una escasa movilidad social– generada principalmente por fuertes restricciones en el mercado laboral, reducida adaptabilidad salarial y una estructura económica atrasada- que conllevó a una mayor polarización política y socioeconómica, siendo uno de los principales retos de los años venideros garantizar una mayor cohesión social a través de la promoción de la libertad de empresa y la flexibilidad de los diferentes mercados, redundando, principalmente, en beneficio de los consumidores.

For Free Choice aims to promote scientific information and method in public discourse. For Free Choice also defends consumers’ choice rights against the smear and demonizing campaigns which aim to confuse them and benefit specific interests.