Llamamiento a la Comisión Europea y a las ONG. Un nuevo estudio echa por tierra las falsedades sobre el aceite de palma

El nuevo estudio comparado “Free from Palm Oil, but more saturates and less suistainable” (“Sin aceite de palma, pero menos sostenible y con más grasas saturadas”) demuestra que el reclamo “Sin aceite de palma” es sumamente engañoso para el consumidor.

RESUMEN DE LA INVESTIGACIÓN

Subscríbete a nuestra Newsletter

La etiqueta “sin aceite de palma” pretende convencer al consumidor de que los productos que la llevan tienen un perfil nutricional más saludable y menos perjudicial para el medioambiente que aquellos que lo contienen. La ausencia de aceite de palma se asocia con un índice menor de grasas saturadas y una mayor sostenibilidad ambiental y social.

  • NO ES CIERTO. EN EL 63% de los productos analizados, la ausencia de aceite de palma no ha contribuido a mejorar su perfil nutricional ni el impacto ambiental.

 

  • Por término medio, casi todos los productos que contienen aceite de palma tienen una cantidad menor o en todo caso igual que aquellos en los que se ha eliminado este ingrediente y se anuncian con la etiqueta “sin”.

 

  • Los productos sin aceite de palma son menos sostenibles. El estudio muestra que un aceite de palma sostenible es menos perjudicial para el medio ambiente y la biodiversidad que las grasas vegetales y animales que se utilizan como sustitutivos. El estudio hace referencia a varios Análisis del Ciclo de Vida (ACV) de otros aceites vegetales. El ACV es un método que se utiliza para evaluar los impactos ambientales asociados con las distintas fases de un producto, desde la extracción de materias primas hasta las fases de procesamiento y distribución hasta el producto final. En los ACV realizados, el aceite de palma obtiene mejores resultados que las opciones alternativas en lo concerniente al impacto ambiental en general, sobre todo si se tienen en cuenta los parámetros de energía utilizada, emisiones de gases de efecto invernadero, niebla fotoquímica y uso de la tierra. En el siguiente gráfico los resultados del análisis son aún más esclarecedores.

PO= aceite de palma; PK= aceite de kernel; CN= aceite de canola; OV= aceite de oliva; BO= aceite de soya; RS= aceite de colza; SF= aceite de girasol

 

La etiqueta “sin aceite de palma” es totalmente engañosa para el consumidor y responde a los intereses comerciales de algunas compañías. La información que se proporciona es confusa y no está respaldada por evidencia científica alguna.

Hacemos un llamamiento al Parlamento Europeo y a la nueva Comisión para que tomen cartas en el asunto e intervengan para velar por los ciudadanos. El reclamo “sin” es utilizado por algunas compañías de alimentos con fines puramente comerciales; y lo que es peor, no se duda en adoptar una estrategia de engaño que perjudica no solo a la salud del consumidor, sino a la conservación de unos ecosistemas frágiles y en estado crítico.

Pedimos a las ONG que actuen contra las empresas que abusan del reclamo “sin”, pues no están contribuyendo a proteger ni el medioambiente ni la biodiversidad, sino que, por el contrario, están suponiendo una grave amenaza para ambos al destinar sus inversiones a cadenas de suministro más baratas en lugar de más sostenibles.

 

Descargue el “Resumen del estudio – Edición III” aquí

Para obtener una copia del estudio escríbanos a info@forfreechoice.org

 

 

 

 

For Free Choice aims to promote scientific information and method in public discourse. For Free Choice also defends consumers’ choice rights against the smear and demonizing campaigns which aim to confuse them and benefit specific interests.